Es posible que recientemente te hayas planteado comenzar a usar un andador para facilitar tu marcha. Has podido también observar que algún familiar caminaría de manera más segura con un apoyo. Bien pues en el post de hoy te damos las claves para elegir el andador que más se adapte a tus necesidades.

¿Por qué utilizar un andador?

Muchas personas se ven obligadas a la utilización de andadores debido a una reducción de su movilidad ya sea por edad o por enfermedad. En este último caso suelen ser personas de mediana edad que tras una operación en las extremidades inferiores deben reaprender a andar o reeducar su marcha durante una rehabilitación.

El uso de un andador sobre todo en personas de edad avanzada puede mejorar su calidad de vida ya que supone una gran ayuda para su vida diaria. Como comentamos este producto va dirigido principalmente a personas con una movilidad reducida leve o media ya que si fuera más avanzada, deberían de utilizar otros medios como sillas de ruedas tanto manuales como eléctricas. Descubre más opciones para mantener tu movilidad y autonomía según tus necesidades.

Los andadores principalmente pueden aportar seguridad en la marcha ya que envuelven el cuerpo de la persona y suponen un apoyo. También equilibro ya que el peso del usuario estaría distribuido en cuatro apoyos adicionales a sus propias piernas. Junto a esto y lo más importante es la autonomía que puede conferir a la persona el uso de un andador ya que puede recorrer ciertas distancias sin la ayuda de un familiar.

 

Conoce nuestros modelos aquí

¿En qué me tengo que fijar para elegirlo?

Hay multitud de indicadores en los que nos podemos fijar a la hora de elegir un andador. Siempre deberemos tener en cuenta al usuario, su edad, capacidad de movimiento, necesidades…

Según su uso

Es muy importante reflexionar acerca del principal uso que se le va a dar al andador ya que sus características deberán ser diferentes si prima el interior o el exterior. Si no nos decidimos por uno de los dos ya que lo vamos a necesitar a lo largo de todo el día podemos adquirir un modelo mixto.

Conoce Rollator Quatro

Materiales

Actualmente en el mercado los principales materiales con los que se fabrican los andadores son el acero y el aluminio. El primero de ellos es más robusto y resistente lo cual es aconsejable para personas con cierto sobrepeso. Aunque es cierto que son más pesados y pueden provocar que el usuario se canse más rápidamente. El segundo de ellos, el aluminio, es mucho más ligero y apenas pierde resistencia. Los andadores fabricados con este material están especialmente indicados para personas mayores que tengan reducidas sus fuerzas en los brazos.

Altura

Uno de los principales problemas que podemos encontrar a la hora de utilizar un andador es su altura. Las manos deben quedar aproximadamente a la altura de la cadera por lo que si quedaran por encima o por debajo podríamos tener lesiones de espalda u hombros a medio y largo plazo. Por esto aconsejamos que se fije bien en la altura del andador que va a seleccionar o escoja uno que pueda ajustarse y así se adecue a sus necesidades.

Conoce Move Light

Accesorios

Los andadores pueden ofrecer múltiples accesorios que sin duda afectarán a su precio. Los más habituales son: bandeja, porta bastones, frenos de bloqueo, cesta o incluso un asiento con respaldo para su descanso ocasional. Esto varía según los gustos de cada usuario.

Dudas

Si tuviera algún tipo de duda a la hora de adquirir un andador no dude en ponerse en contacto con nosotros

5/5 (1 Review)
Share This