En este post queremos hablaros de la Escala Norton, una forma de medir la posibilidad de aparición de escaras para así prevenir de manera personalizada. Esta medida es utilizada por multitud de médicos para la valoración del estado de pacientes con movilidad muy reducida o dependientes en relación a la aparición o evolución de úlceras por presión.

 

¿Qué es una escara o ulcera por presión?

Es una lesión en la piel que aparece por la exposición prolongada a una misma posición del cuerpo lo que reduce el riego sanguíneo y por tanto el aporte de oxígeno a la zona presionada. Habitualmente afecta a personas mayores pero también puede afectar a personas con movilidad reducida. Los síntomas comienzan con un enrojecimiento leve de la piel que va oscureciendo con el tiempo. Más tarde aparece una ampolla que recubre la zona afectada. Esta evoluciona en una llaga que terminará por abrirse. Lo más importante para su cuidado es principalmente la prevención para lo que podemos encontrar diferentes técnicas y escalas. Pero hoy os hablaremos de la Escala Norton.

¿Para qué sirve?

La Escala Norton es una de las mediciones más utilizadas por médicos y enfermeras en su valoración del riesgo de deterioro de la piel y factores de riesgo para el desarrollo de úlceras por presión. Ellos insisten en que la prevención es la primera estrategia que debemos tomar frente a la aparición de escaras.

¿Cómo funciona?

Es un cuestionario que consta de cinco items los cuales se valoran con puntuaciones de 1 a 4 siendo elementos de valoración positivos y 4 negativos. Los cinco items que se valoran son:

1- Estado físico general del paciente, es decir si el paciente tiene un aspecto sano o no.

2- Valoramos el estado mental es decir si su nivel de actividad y consciencia tiende más a la alerta o al estupor.

3- Nivel de actividad, si es capaz de caminar solo, necesita algún tipo de ayuda o si ya no es capaz de moverse por sí mismo.

4- El grado de movilidad está muy relacionado con el nivel de actividad ya que varia desde la actividad completa de la persona hasta su actividad nula.

5- Incontinencia aquí valoramos si la persona es capaz de contenerse completamente, parcial o nula.

Como decimos la suma máxima de estos items es de 20 puntos lo cual indicaría un riesgo muy bajo y conforme la valoración va disminuyendo en puntuación aumenta el riesgo. Se considera que un paciente tiene riesgo a partir de una puntuación de 14 puntos. Tendrá un riesgo alto de 10 a 12 y un riesgo muy alto de 5-9 puntos.

Zonas de riesgo

Podemos observar en la evolución de las escaras que no todas las zonas del cuerpo funcionan de igual manera. Así que deducimos que hay unas zonas que tienen mayor riesgo que otras. Estas son aquellas que tienen más pliegues o que por la proximidad del hueso observamos mayor presión.

1- Una zona de riesgo elevado son las caderas e ingles. Para la prevención en esta zona le aconsejamos diferentes modelos de cojines diferenciando el nivel de gravedad. Suapel para la prevención, viscoelástico para un tratamiento medio y cojines de aire para un estadío más avanzado.

Suapel Viscoelásticos Cojines de aire

2- La segunda zona más delicada son los talones que los podemos cuidar con botines y kiowas como prevención o con taloneras para un tratamiento más específico.

 

 

 

 

Antiescaras zona pies

Si quiere más información acerca de nuestros productos relacionados o tiene alguna duda pongase en contacto con nosotros a través de esta post o escribiendo a info@obbocare.com

0/5 (0 Reviews)
Share This