?php if ( function_exists( ‘gtm4wp_the_gtm_tag’ ) ) { gtm4wp_the_gtm_tag(); } ?

Es posible que debido a una lesión, necesite ayuda para poder desplazarse y que nunca se haya planteado cómo elegir sus muletas para sacarles el máximo partido durante su uso.

Y es que hay diferentes tipos y modelos de muletas que van ajustarse en mayor o menor medida a sus necesidades.

Hoy queremos enseñarle qué opciones tiene disponibles en el mercado y qué ventajas aporta cada uno de los modelos que le proponemos.

¡Tome nota!

Tipos de muletas

Existen tres tipos de muletas entre las que podrá escoger la que mejor se adapte a sus necesidades. Depende de muchos factores como el peso, la postura, la altura y el uso que le vaya a dar.

Muletas de antebrazo

En este grupo englobamos las muletas tradicionales que probablemente esté más acostumbrado a ver. Se caracterizan por tener una empuñadura horizontal y un apoyo para los antebrazos. Están destinadas a aquellas personas que pueden soportar su peso sobre sus antebrazos, ya que es el punto sobre el que más fuerza se aplica.

Son muletas muy cómodas y fáciles de utilizar.

Muletas axilares

Estas muletas están destinadas a aquellas personas que no pueden utilizar las anteriores porque su peso es demasiado para sus antebrazos o sus muñecas. Tienen soportes acolchados en la zona superior sobre la que se apoyan las axilas y otro en la agarradera. Son muletas muy resistentes y cómodas, y además facilitan que mantenga una buena postura.

Muletas plegables

Como su nombre indica, son muletas que se pueden plegar cuando no se utilizan para que ocupen el mínimo espacio posible. No obstante, su resistencia no es la misma que en los otros tipos de muletas y suelen ser las elegidas por personas mayores que necesitan un apoyo al andar.

Altura de las muletas

La altura de las muletas es importante, ya que va a definir el confort que tenga utilizándolas, así como evitar que pueda sufrir otras lesiones durante su uso debido a una mala postura.

 

¿Cómo elegir sus muletas?

Normalmente, tanto las muletas de antebrazo como las axilares son regulables en altura y deberá cambiar su estado inicial para que queden acordes a las medidas de su cuerpo.

En el caso de las muletas de antebrazo, ponga la muleta de pie y tenga en cuenta que la abrazadera del antebrazo ha de quedar a unos 5 centímetros por debajo del codo, y es que este ha de quedar ligeramente flexionado cuando esté utilizando estas muletas. La empuñadura debe quedar a la altura de su cadera y así se asegura que los brazos quedan ligeramente flexionados.

Tenga en cuenta que si cambia de calzado, es posible que la altura se vea modificada. Regule las muletas con el calzado que vaya a utilizar cada vez.

En el caso de las muletas axilares, el soporte de la axila debe quedar a 5 centímetros por debajo de estas para que tengan espacio y margen de colocación y movimiento.

 

Materiales de las muletas

Antiguamente las muletas estaban hechas de madera. Hoy en día ya casi no se ven porque eso implica que sean pesadas.

Los materiales con los que están fabricadas las muletas han de ser resistentes, duraderos y sobre todo, ligeros. Han de ser una ayuda para caminar, no un impedimento.

Entre los materiales más habituales se encuentra el aluminio para la estructura principal de la muleta y termoplásticos para las empuñaduras, abrazaderas u otros soportes.

Existen muletas fabricadas en fibra de carbono, aunque su precio es mucho menos económico que las de aluminio.

 

Cómo elegir muletas: qué debe tener en cuenta

Aunque lo ideal es que pruebe y toque la muleta que le va a acompañar en su día a día y sea asesorado por algún profesional del sector, queremos dejarle aquí algunas cuestiones que ha de tener en cuenta al elegir sus muletas.

    • ¿Puede soportar su peso con los antebrazos o ve más factible hacerlo con las axilas?
    • ¿Va a darle un uso intensivo o es simplemente para algo puntual a modo de soporte?
    • ¿Necesita materiales de muy buena calidad o con una calidad media-aceptable le es suficiente?
    • ¿Necesita que sea regulable en altura?
    • ¿El diseño y el color es importante para usted?
    • ¿Tiene buen soporte de antebrazos, axilas y manos para evitar lesiones?
    • ¿Le ayudan a mantener una postura correcta o se ve forzado?

Precios de las muletas en el mercado

Existe una amplia variedad de precios de muletas en el mercado y normalmente depende del diseño y de los materiales con los que están hechas.

Las muletas de fibra de carbono son las menos económicas y suelen rondar los 200€. Eso sí, son las más ligeras que hay, alcanzando escasos 200 gramos de peso.

Por otro lado, las más habituales son las muletas de antebrazo hechas en aluminio y plástico y sus precios son más que asequibles.

En primer lugar, las muletas Access Safewalk M15 tienen un coste de 19,95€, están fabricadas en aluminio ligero, son regulables en altura y están destinadas a usos temporales o de apoyo en el día a día. Pesan 480 gramos y soportan hasta 130 kg.

Comprar

 

Después contamos con las muletas Access Comfort M25, con un precio de 24,95€. Fabricadas también en aluminio ligero de alta calidad, son regulables y tienen empuñaduras acolchadas para una mayor comodidad del agarre.

Comprar

Están recomendadas para un uso normal, pesando 485 gramos y soportan hasta 130 kg en 4 colores: negro, rojo, azul y violeta.

Las muletas Ergodynamic M50 con amortiguación tienen un precio de 32,95€ y están disponibles en 3 tallas en función del peso del usuario, en blanco y negro.

Comprar

Su empuñadura es acolchada y están destinadas a un uso intensivo y están equipadas con un mecanismo de amortiguación de choques para evitar dolores de muñecas, hombros y codos.

En Obbocare tenemos disponibles otros modelos de muletas que le animamos a descubrir. Si tiene cualquier duda o necesita asesoramiento, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

¡Estaremos encantados de ayudarle!

0/5 (0 Reviews)
Share This