Contar con una rampa para sillas de ruedas es un imprescindible para los usuarios que en su día a día tengan que utilizar una silla de ruedas para desplazarse.

Es muy probable que se encuentre con obstáculos que le dificulten la circulación con su silla, por lo que tiene a su disposición distintos tipos de rampas que va a poder utilizar cuando lo crea conveniente.

Aplicaciones de una rampa para sillas de ruedas

Una persona que no se desplaza en silla de ruedas no es consciente hasta que lo hace, de la cantidad de obstáculos que hay en su día a día para poder moverse con libertad utilizando su silla.

Escalones, cambios de rasante, entrada a tiendas, salida a terrazas, etc.

Cualquier superficie que sufra una modificación puntual en su altura puede suponer un problema para usted si no está preparado para pasar por encima.

Qué debe tener en cuenta al elegir su rampa para sillas de ruedas

No todas las rampas van a darle acceso a todos los lugares que presentan un obstáculo; deberá escoger la que más se ajuste a sus necesidades y mayor cantidad de obstáculos le resuelva.

Para ello, debe tener en cuenta una serie de factores.

Pendiente

La pendiente que tenga la rampa es el aspecto más importante a la hora de elegirla, porque una rampa con una pendiente muy pronunciada no va a facilitarle el desplazamiento. Hasta para las personas que van a pie, una rampa muy inclinada puede suponer un peligro.

Para las personas que van en silla de ruedas, una rampa muy inclinada aumenta el riesgo de caer de espaldas y de que no tenga suficiente fuerza o energía para que la silla supere la inclinación.

Aunque cuanto más inclinada sea una rampa más corta será esta, el grado de inclinación ideal se encuentra en una relación 1:12; es decir, por cada unidad de altura, la rampa será 12 unidades más larga.

Con una inclinación menor, la rampa es más larga, pero hay menos peligro de que su silla resbale.

rampa para silla de ruedas

Transición

La rampa para sillas de ruedas es la herramienta perfecta para superar un obstáculo de altura, pero hay que tener en cuenta que se tiene que ajustar a la superficie en la que la utilizamos.

Es decir, si la rampa le va a ayudar a superar unas escaleras, pero al final la diferencia entre rampa y suelo supone otro escalón, esto no le va a ayudar.

Es importante que la transición rampa-suelo sea adecuada para que no se encuentre con nuevos obstáculos mientras utilice su rampa.

Aterrizaje

Si al final de la rampa hay una puerta que se tiene que abrir, debe haber suficiente espacio para que pueda maniobrar sin tener que estar haciendo esfuerzo en la misma rampa y así evitar caer de espaldas.

Niveles

Si una rampa es muy larga, es recomendable por razones de seguridad que presente niveles para que el usuario pueda descansar o hacer un giro si lo necesita.

Peso

Tenga en cuenta que la rampa no solo ha de soportar su peso, sino también el de su silla de ruedas y el de cualquier otro objeto que lleve con usted.

Esta es otra de las características más importantes a tener en cuenta y así evitar accidentes.

Tipos de rampas para sillas de ruedas

En función de los obstáculos que deba superar en su día a día, deberá decantarse por un tipo u otro de rampa.

Rampa para umbrales

Esta rampa es la ayuda perfecta que necesita para superar el escalón o repisa de cambio de altura en algunas puertas.

Tienen diseños muy variados y combina materiales como el aluminio y la goma. Igualmente pueden ser modulares por lo que pueden instalarse y cambiar de ubicación de forma sencilla. No se pueden utilizar para escalones directamente.

Rampa modular

Suelen ser rampas semipermanentes o portátiles, rígidas y con precios más bajos. Son sistemas ligeros, resistentes, libres de mantenimiento y pueden ser adecuados para uso tanto en interiores como exteriores. Requieren de instalación y vienen prefabricadas en distintas medidas de altura y longitud que pueden adaptarse a la mayoría de escalones.

Debe asegurarse de las medidas correctas que necesita para que la instalación sea más fácil y sin contratiempos.

Rampa de railes

Estas rampas están diseñadas de tal manera que cada rueda de su silla, irá dentro de un rail.

Pueden ser plegables, simples, telescópicas o instalarse como permanentes, aunque suelen funcionar bien para uso individual de forma portátil.

Al ser tan personalizables, es posible que no se ajusten a todos los modelos de sillas de ruedas y por eso, es poco probable que la encuentre en sitios públicos. Son más adecuadas para el hogar e ideales para acceder a su vehículo, ya que pesan poco y son compactas y fáciles de transportar.

Rampa para vehículos

Este tipo de rampas combinan un diseño ligero con portabilidad. Además, existe una gran variedad de rampas en el mercado con entrada por el lateral o por la parte trasera.

Por lo general, están destinadas para sillas de rueda eléctricas, se suelen plegar en tres partes y están destinadas a que las sillas pasen directamente al interior de una furgoneta.

Rampas portátiles

Plegadas parecen una maleta. Son ligeras, fáciles de transportar y están hechas de una sola pieza con el objetivo de ayudarle a superar escalones aislados.

Son las más económicas del mercado y una excelente opción para usar en casa.

La rampa para sillas de ruedas perfecta

La característica más importante que ha de tener cualquier rampa para sillas de ruedas es que sea segura.

Tenga en consideración que no podrá utilizar cualquier rampa con cualquier tipo de silla de ruedas ni con cualquier superficie. Estudie detenidamente sus necesidades en el día a día y en base a eso, elija la rampa que más le convenga.

Tipo de rampa, material de la rampa y objetivo de la misma; a qué sillas de ruedas está destinada y qué características concretas tiene.

Elimine los obstáculos de su día a día eligiendo la rampa para sillas de ruedas adecuada para usted. Para más información puede contactar con nosotros en info@obbocare.com o en nuestra página de contacto.

0/5 (0 Reviews)
Share This