¿Necesita hacerse con unas muletas regulables pero no sabe por dónde empezar a buscar?

La realidad es que el hecho de que unas muletas sean regulables es algo estrictamente necesario, ya que esto va a permitir que se ajusten adecuadamente a su fisionomía y le ayuden lo máximo posible en sus desplazamientos.

Pero existen muchos tipos de muletas para diferentes usos; desde Obbocare vamos a intentar esclarecer sus dudas respecto a las muletas regulables.

Tipos de muletas regulables

Ventajas de usar muletas regulables

Tal y como decíamos anteriormente, contar con unas muletas regulables es algo casi obligatorio ya que de no ser así, su experiencia con ellas puede resultar nefasta.

Independientemente del uso que le vaya a dar a las muletas, que estas estén adaptadas a usted es necesario para evitar incomodidad durante el uso y la posibilidad de sufrir alguna lesión por adoptar posturas inadecuadas.

Además, también es un tema de seguridad.

Si unas muletas van a dificultarle los desplazamientos, usted va a tener una mayor probabilidad de caer al suelo y por tanto, de sufrir una lesión.

VER TAMBIÉN: Cómo andar con una muleta

Cómo regular unas muletas

Puede parecerle algo muy sencillo, pero realmente no lo es tanto.

No basta con que usted se vea cómodo en cuanto coja una muleta, sino que la postura que lleve mientras la utiliza sea la adecuada; hay muchos puntos de su cuerpo que se exponen a sufrir una lesión con el uso prolongado de las muletas, por lo que regular correctamente las mismas va a librarle de muchos quebraderos de cabeza.

En primer lugar, hay que tener en cuenta la altura del calzado que va a utilizar y que cuando vaya a regular sus muletas lo lleve puesto.

Apoye toda la base de la contera ligeramente separada y por delante de su dedo pequeño del pie.

Con esta postura, tenga en cuenta que la empuñadura ha de estar a la altura del hueso más saliente de la cadera y que la abrazadera debería estar unos 5 cm por debajo del codo, que ha de quedar en flexión de aproximadamente 30º.

En la caña es donde están situados los orificios que le permitirán regular la altura de la muleta para que la abrazadera y la empuñadura queden en una medida adecuada; asegúrese de que está bien fijada y que la muleta no se vaya a soltar durante su uso.

Usos de las muletas regulables

Las muletas regulables están destinadas a facilitar el desplazamiento a personas que tienen dificultades de movilidad, ya sea de forma temporal o indefinida.

Además, es posible que necesite dos muletas o solo una; dependerá del grado de la lesión y del soporte que necesite para caminar.

En cualquier caso, una muleta jamás va a sustituir a ninguna de sus piernas, sino que supone un soporte extra para la pierna que sufre la lesión. Aquí le explicamos cómo llevar una muleta para evitar lesiones y para que saque el mayor partido a su muleta regulable.

Tipos de muletas regulables

El mercado ofrece una amplia variedad de muletas regulables y hoy queremos destacar algunas de ellas. Especialmente las que tenemos en Obbocare que han sido elegidas por su calidad, diseño y confort.

Ver las muletas de Obbocare

#1 Muletas plegables

Las muletas plegables le van a permitir guardarlas cuando no las necesite y llevárselas allá donde vaya.

Como prácticamente cualquier muleta, le va a facilitar el movimiento protegiendo los brazos del peso del cuerpo y descargando el peso de sus rodillas y sus piernas.

Son muy prácticas en espacios públicos donde unas muletas pueden entorpecer el paso e incluso provocar algún accidente si estas quedan por el suelo.

Suelen estar fabricadas en aluminio y son económicas.

#2 Muletas con amortiguación extra

Las muletas que cuentan con un sistema de amortiguación extra por encima de la contera que se apoya en el suelo, reducen el impacto y previenen posibles lesiones en las articulaciones por el uso de las mismas.

Un ejemplo es la muleta M50 de Obbocare con amortiguación extra.

Y es que cuando se utilizan unas muletas de forma prolongada, todo el impacto recae sobre muñecas, codos y hombros, pudiendo provocar tendinitis y sobrecarga muscular.

Estas muletas también se fabrican en aluminio y su precio es relativamente bajo.

#3 Muletas con empuñadura plegable

Otro tipo de muletas regulables son las que tienen la empuñadura plegable como por ejemplo la muleta Ergotech de Obbocare.

Aunque su utilidad es la misma que la de otras muletas regulables, el hecho de que sea la empuñadura lo que se pliega, puede hacer que se ahorre mucho espacio en su transporte. Además, aporta mucha estabilidad cuando se apoya la muleta en la pared.

Esta es otra alternativa a tener en cuenta a la hora de elegir sus muletas; el aluminio es un material muy habitual en su fabricación y su precio es relativamente económico.

#4 Muletas con apoyo de antebrazo

Este tipo de muletas no son muy habituales, pero están destinadas a aquellas personas que no pueden volcar todo su peso sobre sus brazos, concretamente sobre sus muñecas.

El codo queda doblado a 90º y apoyado cómodamente sobre una base acolchada, y el peso distribuido de forma natural en la muleta al utilizarla.

Es una opción a tener en cuenta si el codo no puede hacer el movimiento habitual de flexio-extensión al usar muletas.

Suelen estar fabricadas en aluminio para que sean muy ligeras y su precio es un poco más elevado que las anteriores.

Las muletas regulables adecuadas

Elegir unas muletas regulables que sean adecuadas a usted podría parecerle complicado viendo toda la oferta disponible en el mercado.

Es cierto que el precio no varía mucho entre unas opciones u otras, pero sí que debe tener en cuenta el material con el que están fabricadas y sus prestaciones: empuñadura plegable, amortiguación extra, etc.

En general, la gran mayoría de muletas son regulables para que sean totalmente ajustables a las necesidades del usuario; si necesita asesoramiento para escoger las suyas, póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos todo lo posible.

0/5 (0 Reviews)
Share This